La Escala y el Contexto dan Cuenta de la Arrogancia del Ser Humano

La Escala y el Contexto dan Cuenta de la Arrogancia del Ser Humano

En un contexto interplanetario y en una escala de miles de millones de años, el apocalipsis medioambiental actual es simplemente un pico biogeoquímico en la larga historia de la tierra. Así, el plástico que hemos vertido sobre nuestros océanos se convertirá en un nuevo tipo de roca en los testigos geológicos… Ser humano



En un contexto interplanetario y en una escala de miles de millones de años, el apocalipsis medioambiental actual es simplemente un pico biogeoquímico en la larga historia de la tierra. Así, el plástico que hemos vertido sobre nuestros océanos se convertirá en un nuevo tipo de roca en los testigos geológicos, el cambio climático es simplemente un error que podríamos resolver a la vuelta de un siglo y la perdida de especies es un reajuste planetario que permite una biosfera más estable y mejor preparada para las extinciones. Con este tipo de ideas la escritora sobre Ciencias Ambientales, Política y Cultura Emma Marris reseña el libro “Tierra en Manos de Humanos” (Earth in Human Hands) del Astrobiólogo David Grinspoon.

Ella, en su artículo publicado en la revista Nature, comenta que nuestros desastres ambientales -producidos en parte por un crecimiento desbordado de la población- son una prueba de la madurez del ser humano como especie, y que la pregunta que surge de estos desastres es si en realidad estamos en la capacidad de afrontarlos. Si apartáramos la arrogancia y entendiéramos que en realidad el planeta no nos necesita, además de que si pensáramos en una escala temporal más grande (en millones de años), probablemente si podríamos afrontarlos. Un ejemplo de esto es que la tierra podría perder las coberturas actuales de los arrecifes de coral y solamente en un millón de años recuperarlos por lo tanto el problema que nos debería preocupar es si estaremos allí para verlos.

Gestión de ecosistemas e indicadores tempranos del punto de no retornoTal vez deberías leer: “Gestión de ecosistemas e indicadores tempranos del punto de no retorno

El cambio climático y otros desafíos pueden ser la prueba de nuestra capacidad para convertirnos en los administradores coordinados y racionales planetarios que debemos llegar a ser. La idea de los conservacionistas tradicionales que abogan por una reducción de la población, para la autora es un poco arrogante en el sentido de que en una escala geológica el Antropoceno no durara lo suficiente para marcar una diferencia significativa en la trayectoria de nuestro planeta (edad aproximada de tres mil millones de años, más de un quinto de todos los tiempos). Por todo lo anterior es tiempo de actuar y madurar como especie y remediar los desastres que hemos ocasionado para así poder hacer planes para los próximos millones de años. ¿Seremos una especie que marco la historia geológica de la tierra o simplemente una más de las innumerables que la han recorrido?

Nota: la teoría astronómica del origen de las glaciaciones planteada por el científico serbio Milutin Milanković (Ciclos de Milankovich) versa que a gran escala el clima de la tierra se ve influenciado por singularidades combinadas de la órbita terrestre como la excentricidad, oblicuidad y precesión. Este es un argumento de los científicos que creen que nuestra influencia sobre el clima en la tierra no debe ser sobreestimada.

Fuente: Marris, E. (2016) Sustainability: Earth, the long view. Nature, 540(7633): 339-339.

Medio ambiente, nature, Ciclos de Milankovich, Antropoceno, Ser humano, Milutin Milanković…

Gonzalez Cueto Jaime
Escrito Por: Gonzalez Cueto Jaime
Website: Science y Nature

Biólogo colombiano, 24 años de edad, estudiante de segundo año de la Maestría en Ciencias Marinas de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano; apasionado por la ciencia, me interesa compartir experiencias investigativas con amigos y compañeros. Tengo el sueño de que las personas se interesen más por aprender del excitante mundo de la ciencia y lo apasionado que puede resultar la vida en una carrera científica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*