Apéndice Podría Jugar un Papel Importante Para Nuestro Sistema Inmune

Apéndice Podría Jugar un Papel Importante Para Nuestro Sistema Inmune

La apendicetomía representa aproximadamente el 40% de las cirugías de urgencias no traumáticas que se tratan en un hospital general; las estadísticas indican que una de cada 700 personas en el mundo son tratadas por apendicitis aguda cada año… apéndice



El apéndice, un órgano en forma cilíndrica sin salida que se encuentra conectado al ciego intestinal y que representa -al igual que las muelas cordales o del juicio y el coxis- a un grupo de órganos del cuerpo humano que se conocen como vestigiales debido a que aparentemente no tienen ninguna función en nuestro organismos y solo existen como un remanente de nuestra evolución, si podría jugar un papel importante para nuestro organismos al ser un componente fundamental del sistema gastrointestinal desempeñando un papel adaptativo al prevenir infecciones y potenciar el sistema inmunológico.

A esta conclusión, llegó un equipo internacional de investigadores liderados por la doctora Heather Smith del Departamento de Anatomía de la universidad Midwestern (USA) en su más reciente investigación, publicada en la revista Comptes Rendus Palevol del gigante editorial Elsevier. Los científicos analizaron a través de métodos filogenéticos y reconstrucción de árboles con tiempos evolutivos, la aparición, desaparición y reaparición del apéndice en 533 especies de mamíferos de varios linajes.

Quizás te interese: ¿Por qué los humanos ya no tienen hueso en el pene? 

Los investigadores encontraron que desde hace aproximadamente 11.2 millones de años, el apéndice ha aparecido de forma independiente por lo menos 29 ocasiones en los linajes de mamíferos y se ha perdido alrededor de 12 veces. Esto apoya la teoría de que la existencia de este órgano no puede ser una casualidad evolutiva (ya que ha evolucionado varias veces en los linajes de mamíferos), ni que el mismo es simplemente un remanente de algún órgano que una vez desempeñó una función para nuestros ancestros; sino que debe ser visto como parte fundamental de nuestro organismo.

Los autores del estudio encontraron también que las especies en donde la apéndice está presente, poseen mayores concentraciones de tejido linfoide (inmune) en el ciego intestinal; dado el papel que representa este tejido para nuestro sistema inmunológico (al estimular el crecimiento de ciertos tipos de bacterias intestinales beneficiosas), la presencia de la apéndice es notoria para prevenir algunos tipos de enfermedades gastrointestinales ocasionadas por bacterias patógenas.

Deberías leer: La Microbiota Intestinal Regula los Ciclos Circadianos y Protege al Organismo de Intoxicaciones por Medicamentos. 

Anteriormente se sabía que las personas a las cuales se les había extraído el apéndice eran más propensos a infecciones gastrointestinales que causan síntomas como diarrea, fiebre y dolor abdominal, sin embargo, un apoyo científico relacionado con esta teoría no había sido presentado. Esta investigación plantea nuevas hipótesis para visualizar el apéndice como un órgano fundamental que participa activamente en nuestra capacidad para resistir enfermedades infecciosas.

Nota: el apéndice más grande conocido fue extirpado a un hombre en el Instituto de Ciencias Médicas de Pakistán el 11 de junio de 2003. Los 23,5 cm que tenía el órgano extirpado le permitieron entrar en el Libro de los Guinness Récords.

Fuente: Smith, H. F., Parker, W., Kotzé, S. H., & Laurin, M. (2016). Morphological evolution of the mammalian cecum and cecal appendix. Comptes Rendus Palevol. 16, 39-57.

Gonzalez Cueto Jaime
Escrito Por: Gonzalez Cueto Jaime
Website: Science y Nature

Biólogo colombiano, 24 años de edad, estudiante de segundo año de la Maestría en Ciencias Marinas de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano; apasionado por la ciencia, me interesa compartir experiencias investigativas con amigos y compañeros. Tengo el sueño de que las personas se interesen más por aprender del excitante mundo de la ciencia y lo apasionado que puede resultar la vida en una carrera científica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*